Viral de Fernando Torres

El viral, además de serlo, tiene que parecerlo. En este momento, pocos son los virales que triunfan por la incredulidad de los receptores, incluso en vídeos tan realistas como el de Wyoming y la becaria, comienzan rápido las sospechas. Por eso, decimos que el viral, además de serlo, tiene que parecerlo. Todo se basa en la capacidad de diferenciación que tienen ya los receptores de estos mensajes sobre lo que es real y no. Además de que la inclinación hacia la sospecha al ver algo “increible” o “diferente” crece al saberse que existe una modalidad mercadotécnica que se ocupa de ello. Por eso, es cada vez ma?? común ver virales que no ocultan serlo, pero que tampoco lo dicen cláramente. Buscando así generar una atención sobre un público que sabe, que pronto vendrá una segunda parte tan buena como ese adelanto que circula ya por la red.

Ejemplo de esto es el viral con Fernando Torres de Banco Gallego. Los vídeos eran supuestos anuncios que el futbolísta hacía como obsequio para amigos con negocios modestos. Evidéntemente la realización es muy cuidada, para dar un efecto de descuido. Estos son los vídeos: 1, 2, 3.

You may also like...

A %d blogueros les gusta esto: